• Odontopediatría

    ¿En qué momento se debe de llevar a nuestros hijos al dentista por primera vez? (Odontología para bebés.)

    El Odontopediatra es un Cirujano Dentista que se ha especializado en el área de la boca de bebés, niños y adolescentes, seguramente para este entonces usted se pregunta, ¿bebés?, ¿para qué llevar a un bebé al dentista si no tiene dientes?

    La primera consulta con el Odontopediatra, se puede llevar a cabo desde que el bebé se encuentra en el vientre materno aún, a partir del 4 mes, con la finalidad de asesorar a los padres sobre los cuidados que deben de tener con algunos alimentos y medicamentos, factores genéticos, así como identificar datos relevantes durante la evolución del embarazo que pudieran influir en el desarrollo dental y bucal de su bebé, para que de esta manera, desde el momento que el bebé viene al mundo los padres ya cuenten con información y puedan actuar de manera preventiva y adecuada. Ya una vez que nace el bebé, se debe de de acudir a consulta a los 15 días para la revisión de la situación bucal actual del bebé, establecer medidas de cuidado, de higiene, detectar si hay alguna alteración y establecer o no su tratamiento, explicar hábitos que pueden aparecer y hasta cuándo se pueden permitir de acuerdo a cada paciente, se asesorará en cuando el uso del chupón y mamila, así como también se explicará la importancia de lactancia en el desarrollo craneofacial entre otras cosas. Posteriormente se asistirá a consulta al mes y después cada 6 meses para ver cómo va evolucionado el bebé de acuerdo a la estrategia de prevención y establecer nuevas medidas de acuerdo a las características que valla presentando, como es la aplicación de fluoruros y selladores si se requiere, así como también se revisará el desarrollo de las estructuras óseas y dentales de su pequeño para detectar cualquier alteración tempranamente y tratarla.

    Entre los beneficios para los padres, de llevar una odontología para el bebe antes de que aparezca el primer diente en la boca, el más importante, quizá, sea el emocional, ya que saben que al asistir a una consulta preventiva, su bebé nunca sentirá dolor, claro que puede resultar incomodo por la edad del pequeño, que llore en la revisión, pero no estará experimentando dolor, lo que es muy distinto cuando se presenta sin haber dormido ni comido por varios días, cuando ya hay una infección y que ya no se ha quitado ni con analgésicos, ni antiinflamatorios y se presentan al servicio médico como urgencia, cuando todo ello pudo evitarse. Otro beneficio es el económico, pues una consulta control siempre resultará más económica que una restauración o curación. Sin embargo cabe mencionar que el mayor beneficio es para nuestros niños, el que nunca tengan dolor dental o bucal, que no conozcan que es una inyección en la boca para anestesiarlos, el tener que dejar que una persona que no conocen de pronto les meta la mano la boca con ruidos y sensaciones fuertes a fuerza y en un lugar desconocido, nos dará como resultado niños que tengan buenos hábitos de salud¸ que acudan sin miedo y que a la larga sean adultos responsables de su cuidado integral y sobre todo sanos.

    Mi nombre es Alma Gloria Hernández Rosales, soy Dentista Especializada en Odontopediatría del Hospital Merlos.